He calibrado el pulsómetro y me sale a devolver

Félix Baumgartner está a punto de hacer historia. Todavía le falta un ratillo para saltar al vacío desde la estratosfera y los niños están echándose la siesta, así que voy a aprovechar para escribir este post.

El pasado viernes estuvimos en Segovia y aproveché el rodaje para acercarme a las pistas de atletismo para calibrar el pulsómetro. No lo hice hace demasiado –en junio de 2011– pero como tuve que cambiar las pilas de la cinta y del acelerómetro se me descalibró.

Y, al igual que la otra vez, de nuevo, la puesta a punto del pulsómetro me sale a devolver. Vamos, que voy más rápido de lo que pensaba.

Por cada 800 metros me estaba midiendo 30 de menos. Igualito que hace un año. Así que genial.

No es bueno obsesionarse con los ritmos de carrera -fue uno de los factores que jugó en mi contra en la Media de Segovia- pero hace ilusión saber que voy pisando huevos algo más rápido de lo que pensaba.

Así que a seguir mejorando que el tiempo se agota.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s