Que el ritmo no pare… y en verano, mucho menos

Entramos en la recta final de las vacaciones y oiga, esto ha sido un no parar. 20140809_075748

Cuando me despedí de algunos compis en la oficina más de uno me preguntó si iba a salir a correr durante mis vacaciones. “Todo lo que pueda”, respondí.

Como ya os he contado en algún post, durante el curso escolar he estado saliendo a entrenar cuatro días a la semana. Más era imposible. Así que durante los meses de verano, aprovechando que los niños han estado fuera unos días y las vacaciones, he intentado salir todo lo que he podido.

He cambiado la calidad de los entrenos -salir pocos días pero hacer sesiones de calidad como series, fartleks, rodajes largos, rodajes rápidos- por la cantidad -es decir, salir más días, aunque, eso sí, sin machacarme tampoco a kms-.

Las zapatillas me han acompañado a la playa. A Alcoceber (Castellón), donde nos fuimos una semana. Tony y yo nos alternamos para poder salir a correr. Un día cada uno. A las 7 de la mañana en pie, en mi caso, rodajes de apenas 35-40 minutos. Ducha, y de nuevo a la cama a esperar a que los peques se levantasen.

20140809_071530

 

Sí. Como habéis oído. A las 7 de la mañana en pie. Y de vacaciones. Unos madrugones totalmente necesarios para poder compartir y disfrutar el resto del día con la familia.

Yo soy muy, muy, muy dormilona. Era más de salir a correr por la tarde. Ahora, sin embargo, por mis circunstancias familiares, la mejor opción suele ser casi siempre la de salir a primera hora de la mañana. Muchas veces en ayunas -en mi caso el cuerpo se ha adaptado bastante bien y hasta ahora no me ha dado ningún jamacuco-, y muchas otras -sobre todo el fin de semana-, después de desayunar.

Mi cuerpo se ha acostumbrado y me cuesta mucho menos entrenar por la mañana que hacerlo por la tarde con el cansancio acumulado durante el día. De la misma manera que se ha ido adaptando al calor veraniego. Las últimas semanas se junio y las primeras de julio fueron bastante durillas. Pero poco a poco, el cuerpo se ha ido haciendo a entrenar con calor. También he de decir que durante estos meses no estoy siguiendo ningún plan de entrenamiento. Solamente salgo a rodar para poner a punto el cuerpo de cara al nuevo curso escolar.

Os dejo algunas fotos de uno de mis días de rodaje en la playa, que no por la playa ya que por la arena no he corrido. Hay que ver cómo se nota lo de correr al nivel del mar. Una gozada, obviamente, por las vistas, pero también por lo bien que responden las piernas. Y lo que se suda. Era parar y no parar de chorrear.

20140809_073353

20140809_072725

20140809_072402

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s